– La incursión en el uso de las redes sociales por parte de las administraciones públicas, especialmente en el ámbito local, es muy dispar, ¿en qué percibes que las administraciones e instituciones públicas no se han adaptado aún al entorno 2.0
La Administración Pública no está adaptada al entorno 2.0, como tampoco lo está el sector privado. Desde hace más de 8 años los medios sociales han arrasado nuestras vidas, y en las organizaciones han supuesto un cambio de paradigma también. En general, las redes sociales son medios infradimensionados, a los cuales no se les dedica demasiados recursos humanos ni económicos. Es difícil readaptar entornos no demasiado digitalizados  a entornos socializados: se necesita mucha formación y muchos encuentros entre los gestores de las redes y la necesidad de contar con un apoyo explícito por parte de los máximos responsables de la Administración para poder crear normas y asentar nuevos protocolos de actuación.
– La mayor parte de las administraciones públicas está en Facebook y Twitter pero existen muchas más redes, ¿cuáles más recomendarías y por qué?
Pues  Appgree por su valor claramente participativo, abierto, de fácil uso e implantación. En segundo lugar, Instragram por la posibilidad de compartir el storytelling de una ciudad creado por los usuarios y su capacidad de generar tráfico físico. Y por último Foursquare para que los más geeks encuentren información de utilidad sobre spots, rutas, etc y que pueda viralizarse con facilidad.
– ¿Qué papel está jugando el desarrollo de aplicaciones móviles en la interacción con la ciudadanía? 
Hay apps de todos los tipos: las que se desarrollan en entornos de la Administración Pública y que son extensiones de servicio público al alcance de todos, en el móvil. Hay apps construidas a partir del opendata liberado por parte de la administración y que permite de ciudadanos u otros entes puedan potenciar interacciones entre los ciudadanos. También hay Apps, de reciente creación, que permiten obtener a partir de preguntas formuladas y un proceso de validación un debate colectivo de manera ágil y rápida, lo cual es una revolución. Está claro que son una llave para generar interacción con usuarios.
– ¿Hacia dónde avanzan las redes sociales en el ámbito de la participación ciudadana? 
El hecho de que cualquiera pueda hablar con la Administración Pública directamente desde las redes sociales y que ésta responda con cierta celeridad resolviendo dudas, o escuchando quejas (y hacer algo con ello) es un progreso en sí mismo. Los ciudadanos y las demandas de éstos hoy son visibles a través de las redes sociales y la Administración Pública debe de estar preparada para poder recoger feedback participativo, y sobre todo disponer de mecanismos y protocolos que consigan activar el objeto de esa participación.
– ¿Cuáles son las principales novedades que nos esperan?
La tecnopolítica y procesos cada vez más geeks propiciados por una cultura más 2.0 dentro de la Administración.
– ¿Cuáles son las características que en tu opinión deben definir la presencia de una institución pública en redes sociales?
La utilidad, en realidad es una extensión de servicio público. Ha de ser un canal útil sea el que sea cualquiera de las funciones que puede realizar. Ha de ser un canal facilitador para el ciudadano o para comunidades digitales ciudadanas, para difundir la actividad de la administración,  para dar servicio de atención ciudadana, para liberar información y convertirla en open (tanto fotografías como data sets), ha de estar preparado para
– ¿Qué expectativas, vinculadas a la participación a través de Internet, tienes en cuanto al cambio social? 
Pues tengo expectativas bastante altas :). Llevo más de 17 años trabajando en el entorno digital, la participación y la cocreación ha sido una característica básica de este medio. Y la demanda actual de la sociedad, de controlar y de participar en asuntos de interés general, pasa inevitablemente por el uso de redes sociales: espacios desde donde difundir con facilidad, caminos participativos, desde donde participar.
 – ¿Qué esperas de las jornadas Novagob 2014? 
Aprender de las experiencias de otras administraciones, compartir puntos de vista, debatir visiones diferentes

Deja una respuesta

Your email address will not be published.